Relacionados

Eventos

Héctor Pérez es un zaragozano de 23 años que un día decidió probar suerte en Madrid con su música y tras haber sido una de las decisiones más difíciles de su vida, hoy hablamos con él y nos cuenta todos los detalles de su experiencia y de su primer trabajo en el mercado: "Billetes de ida y vuelta". Los sueños están para cumplirlos o al menos para luchar por ellos y cada vez son más los artistas zaragozanos que guardan todas sus cosas en una maleta, se cogen una guitarra y marchan fuera de la ciudad para intentar volar muy alto y llevar su música por cada rincón del mundo. Esto es lo que nos cuenta el cantante y compositor, Héctor Pérez

El artista de la calle: ¿Cúando comienzas en el mundo de la música?:

Héctor: Supongo que como mucha gente, al principio como hobbie en un grupo de rock y posteriormente, al ver que era lo que quería hacer durante toda mi vida, de forma profesional en solitario, desde los 16 o 17 años, componiendo mis propios temas y actuando por varias salas de Zaragoza. Creo que ese momento sí que podría considerarse el principio de todo lo que posteriormente se ha ido desencadenando.

EADLC: ¿Cúales son tus influencias musicales?:

H.P: Son muchas y siempre me olvido de nombrar algunas. Tengo la inmensa suerte de que me gusten prácticamente todos los géneros musicales, por lo que disfruto y aprendo de todos ellos. Desde música clásica hasta heavy metal, pasando por bossa, pop… Mis principales influencias musicales han sido artistas como Sabina, Andrés Suárez o Pablo Alborán, aunque hay una larga lista de grupos de rock como Led Zeppelin detrás que me han acompañado desde niño. Creo que de todos los estilos sacas algo que aprender para aplicarlo al tuyo propio.

EADLC: Un día decides marcharte a Madrid, allí dónde la música suena en cada rincón de la ciudad… ¿cómo afrontas ese cambio y cuales fueron los pasos que seguiste?:

H.P: Creo que ha sido la decisión más difícil que he tomado nunca. Para mí ha sido muy duro tener que dejar atrás a mi familia y mis amigos para embarcarme en esta aventura, pero creo que este es el sitio en el que cualquier artista que quiera cumplir su sueño tiene que estar, así que no me arrepiento de mi decisión. Hoy justo se cumple un año desde que decidí instalarme en Madrid, y es una experiencia llena de contrastes. Es una ciudad tan grande que en ocasiones te hace sentir pequeño.

Los pasos que he ido siguiendo desde mi llegada a la capital han sido, creo, muy meditados. En primer lugar, buscar y ponerme en contacto con profesionales de la industria musical con quienes comenzar un proyecto con una base sólida, la oferta es muy amplia y hay que escoger bien con quién trabajar en este mundo. El resto es el trabajo quien te los va marcando. 

EADLC: ¿Cómo sobrevive un músico en Madrid con todo lo que está cayendo?:


H.P:
Con mucha ilusión lo primero, además de confianza en ti mismo y en la música que haces. Es una ciudad con una oferta musical enorme y un público todavía más amplio y heterogéneo. Los pequeños detalles son los que te van haciendo avanzar, así que es importante identificar bien a tu público aquí e intentar ir haciéndote un habitual de la escena musical. Creo que es importante tener las ideas claras de lo que quieres hacer y quién eres para poder mantenerte y avanzar. Hay muchos artistas de los que aprender y es imprescindible fijarse en quienes te rodean para mejorar.

EADLC: ¿De qué hablan tus canciones?:

H.P: Inicialmente nunca tengo una idea marcada de la línea temática que quiero seguir, pero resulta que casi siempre acaban hablando del misterio más grande que existe: las relaciones humanas. El amor siempre está presente, no puedo evitarlo. Creo que es la contradicción más fuerte y a la vez más terrible que existe y que llena nuestras vidas. Hacer una canción y que otra persona se identifique con el mensaje siempre es emocionante, eso significa que ha merecido la pena.

Hablan sobre amor, desamor, pasiones, sueños y experiencias cotidianas. Realmente escribo sobre lo que me ocurre, mis inquietudes y sueños, y creo que eso es lo que consigue que la pasión por esto siempre esté presente.

EADLC: ¿Por qué ciudades vas a pasar para presentar tu último trabajo?:

H.P: Cuando salió el disco, lo presentamos en 12 ciudades entre las que se encontraron Zaragoza, Madrid, Barcelona, Sevilla o Bilbao. De cara a lo próximo que venga me gustaría poder repetir en estos lugares en los que tanto cariño y buenas experiencias me llevé. El salto a Latinoamérica también lo tengo muy presente y es posible que México se encuentre entre los destinos futuribles. Todavía es pronto para fijar destinos de la gira, por el momento me encuentro centrado en acabar las nuevas canciones que tengo entre manos. Una vez esté el trabajo hecho, pensaremos en lo demás. Por supuesto que me encantaría pasar por todos los rincones posibles.

EADLC: Dicen que los que nos dedicamos a la música renunciamos a muchas otras cosas, ¿ha sido tu caso?:

H.P: Creo que cualquier cosa que merece la pena conlleva ciertos sacrificios, así es como lo estoy viviendo en primera persona. Creo que dedicarse a la música es una carrera muy bonita pero también muy sacrificada. En mi caso, igual que muchas otras personas que persiguen un sueño, he tenido que renunciar a vivir con mi familia y al día a día con ellos, algo que considero esencial, soy my familiar y es lo que más me cuesta al estar viviendo en Madrid. También renuncias a salir tanto como te gustaría y a los excesos. Pero todo está justificado porque este sueño lo merece, lo haría mil veces más.

EADLC: ¿Cómo ves el futuro musical en ciudades como Zaragoza y Madrid?:

H.P: Ambas ciudades son cunas de grandes artistas, especialmente Zaragoza, como ha quedado demostrado. Madrid tiene la ventaja de que presenta una oferta musical muy muy amplia y en la que todos los estilos tienen cabida, por lo que es más sencillo encajar. Además, el público está habituado a ir de conciertos y pagar una entrada por disfrutar de música en directo. En el caso de Zaragoza, creo que se está mejorando mucho gracias al trabajo de buenos promotores y nuevas salas que están apostando cada vez más por la regeneración de la oferta y la mejora de las condiciones, pero creo que queda muchísimo por hacer. 

EADLC: Las ventas de discos han bajado, pero la música nunca debería dejar de sonar en todos los rincones del mundo, ¿qué aconsejas a todos los músicos que inician sus carreras en estos momentos?:

H.P: Afortunadamente, la venta de discos no es la única ni la principal forma de hacer legar tu música al público. Considero que las redes sociales y las plataformas digitales nos han ayudado mucho a llegar a personas que, de otra forma, jamás hubiésemos podido. 

Les aconsejaría que confíen en ellos mismos y en lo que quieren conseguir. Que utilicen estos medios digitales, pero sin perder nunca de vista el factor humano y la cercanía, ya que es, en mi opinión, el elemento clave. Esto son solo nuevos medios, pero la música sigue siendo música y su esencia está en el directo. Por último pero muy importante, que nunca dejemos de aprender de toda la música y los artistas que nos rodean, siempre hay cosas que mejorar y asimilar.

EADLC: Son muchas experiencias las que habrás vivido gracias a la música, ¿nos puedescontar alguna anécdota de la que nunca te olvidarás?:

H.P: Desde que salió el disco, han sido muchísimas experiencias concentradas en muy poco tiempo, y a mis 23 años todo se me hace muy intenso y nuevo. 

Siempre voy a recordar con muchísimo cariño un día en el que me hicieron un regalo después de un concierto. En las pasadas Fiestas del Pilar, tras el concierto que dimos en el gran escenario de la Plaza del Justicia de Zaragoza, se me acercó una chica y me regaló una cartulina con fotos y frases de mis canciones que había hecho ella misma. Desde ese día me acuerdo siempre de su nombre con mucho cariño, fue muy especial para mí que alguien dedicase su tiempo a eso y que le gustase tanto mi música como para tener ese detalle conmigo. Si estás leyendo esto, Mª Pilar, GRACIAS.

EADLC: ¿En qué lugar te gustaría tocar de los que no hayas visitado ya?:

H.P: Latinoamérica tiene un significado muy especial para mí y me encantaría poder ir allí a presentar mi música. Lo viven muy intensamente y me gustaría poder vivirlo en primera persona.

EADLC: Ya para terminar, ¿con quién te gustaría compartir escenario?:

H.P: Me encantaría compartir escenario con cada uno de los artistas que me han enseñado algo hasta ahora, pero si tengo que elegir uno, me quedo con Pablo Alborán por su saber hacer y la pasión que transmite. Creo que es un artista de los pies a la cabeza y todo lo que tiene se lo ha merecido. Sería un dueto muy interesante y un sueño cumplido. Nunca se sabe… ;)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar