Relacionados

Eventos

Fachada de la Taberna Vinos Chueca Roberto Artigas y Nines Chueca son desde el año 1993 los encargados de regentar la Taberna Vinos Chueca, situada en el barrio zaragozano de Casetas. Este lugar es uno de esos sitios emblemáticos que esconde nuestra ciudad y que si vas por primera vez quedas atrapado por su forma de amar el arte y la cultura, por sus productos típicos y por el trato que esta familia lleva más de 70 años ofreciendo. Corría el año 1940 cuando esta se fundó por Domingo Chueca, como despacho de carbón y de vinos.

Si hablamos de gastronomía, lo más típico que podemos encontrar en ella y lo que han mantenido desde el principio de sus tiempos es por ejemplo en vermut casero que se pude tomar con sifón auténtico o los "vinagrillos" de los años 40 .

Además de los curados, tienen las famosas croquetas caseras. Son productos muy sencillos que los sirven día tras día con mucho cariño y que al tomarlos en un lugar con una decoración tan especial saben diferente. Al entrar a la Taberna Vinos Chueca nos encontramos con una puesta en escena también de los años en los que se fundó. Roberto Artigas cuenta que no es algo que esté pensado para ser así. Es decir, objetos comprados en mercadillos, objetos prestados para la ocasión y todo lo que han vivido lo recogen a diario en su rincón.

Poco a poco el establecimiento ha ido tomando forma y hace referencia en muchas ocasiones a los propios clientes. Dibujos, esculturas, instrumentos y todo tipo de aportaciones decoran un lugar en el que el arte es amado de manera desmedida.

Además, cuentan con “la tiendita del Chueca” de compra y venta, donde podemos encontrar desde libros, tebeos o discos hasta instrumentos.

En ella importa más el vínculo que se establece con el comprador que lo que realmente se vende.

Esta surgió al hermanarse con un bar de Remolinos que se llama “El Imperdible” de David Giménez, editor y poeta de “Cartonerita Niña Bonita”.

En su exterior nos encontramos con una terraza que, como no podía ser menos, también tiene su historia. Las terrazas interiores se convierten en lugares muy agradables y en esta, en concreto, todo se magnifica. Podemos ver un lleno total en ella cualquier fin de semana del año, donde la gente se toma su vermut y si alguien se anima a tocar la guitarra se organiza un concierto entre los asistentes.

El horario de la taberna suele ser como los de antes, de Martes a Viernes mañana y tarde y el fin de semana, Sábado y Domingo, por la mañana. Si es verdad que si hay algún evento el horario varía según sus necesidades.

Eventos culturales:

Continuamente se organizan eventos culturales de todo tipo. Es verdad que no pueden optar por una programación fija ya que Roberto Artigas, también conocido como "Gran Bob" y miembro de la banda "Vinos Chueca", es músico profesional y le es imposible a veces compaginar su profesión con una agenda cultural programada en su bar. Esto hace esta pequeña gran taberna todavía más especial.

Conciertos, pequeñas obras de teatro, catas de vino o presentaciones de libros es lo que podemos encontrar en esos días en los que nos parece que no hay nada que hacer. El día de Navidad, por la tarde, se suele organizar entre amigos y gente que habita en la taberna, el festival de “Facabichu”. Se trata de una reunión se músicos que va tomando forma los días de antes.

Este lugar cuenta la historia de España desde final de la gerra, historias de carbón y vino y sobre todo mucha colaboración entre vecinos. La solidaridad de este establecimiento queda patente desde sus inicios. El respeto por el arte y la forma de vida es lo que más caracteriza a una taberna que por encima de la hostelería siempre ha estado y estará la Cultura.

 

Comentarios   

0 #1 Webmaster 19-04-2014 20:49
Hola, este es un comentario de prueba...
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar