Relacionados

Eventos

Ana Muñoz: Se produce y sobre produce mucha basura; no obstante, hay infinidad de propuestas frescasAna Muñoz es una chica con guitarra, con nuevas ideas y con una sensibilidad especial para hacer terapia en forma de canción. Hace unos meses publicó “Generosa”, su primer tema en solitario, y hace un año, el cancionero “Al Final”.

Los últimos Premios de la Música Aragonesa la consideraron la “Artista con mayor proyección”. Y cualquiera que la escuche en directo se da cuenta de que gracias a su voz y a su trabajo, una incesante carrera de fondo, podrá proyectarse tan lejos como se proponga.
Desde sus comienzos hasta sus futuros proyectos, Ana nos cuenta cómo ve el panorama musical y cómo ha salvado y se ha salvado a través de la música.


El Artista de la Calle: Ana, ¿cuántos años llevas haciendo música?


Ana Muñoz: No lo sé. Lo que sí sé, desde hace poco y a través de una conversación mantenida en Twitter con @lologoza, es que mis primeras canciones debieron de nacer gracias a Los Simpson. Los Simpson no me gustaban (ni ahora, con perdón) y mi familia, mientras la comida estaba lista y degustaba la serie, me condenaba al piso de debajo de mi casa, en donde tenía mi guitarra. Recuerdo pasar mucho tiempo tocando, no salía demasiado.

EADLC: De momento has publicado “Generosa”, ¿cuándo podremos escuchar más temas tuyos?


Ana: Tampoco lo sé. Llevo varios meses trabajando en el repertorio para el disco y lo tengo más o menos cerrado, aunque también he estado cerrando canciones más recientes (algunas muy recientes, pues han estado listas esta semana) que relaciono con “Quijote” o “Complejo Sideral”, por ejemplo: me parece que son una suerte de respuesta a ellas y quiero que aparezcan. Sea como sea, en seguida empezaré con la preproducción, pues quiero que el disco pueda ser publicado antes de que acabe el año. Entraré a grabar pronto.

EADLC: ¿En qué momento de tu carrera estás ahora?


Ana: En el comienzo. He aprendido mucho durante este tiempico en solitario, pero solo lo justo para poder seguir aprendiendo. Quizá, una de las lecciones más valiosas sea que, para seguir adelante y hacer carrera de fondo sola, precisamente, es necesario dejarse ayudar. El deporte siempre me ha enseñado que soy más resistente que veloz y no me preocupa demasiado que, como decimos, dedicarse a la música suponga hacer carrera de fondo. Lo positivo es que el entusiasmo y la ilusión se mantienen, o debieran mantenerse, a base de pequeñas metas, y se aprende a convertir el propio camino en la más gratificante.



EADLC: Haces música, compones canciones, escribes poesía, nunca olvidas la geografía lingüística e incluso dibujas cerditos, ¿hay algo en las artes que se le resista a esta chica con guitarra?


Ana: Sin duda, no sé dibujar cualquier cosa que no sean cerditos. Qué pena me da. Admiro y ENVIDIO muy insana y malamente a quien sabe dibujar porque lo asocio a unos tipos de sensibilidad y serenidad que se me escapan. A pesar de mi vocación filológica, siento auténtica fascinación por todos los lenguajes que no tienen que ver con la palabra escrita o hablada, o que la desvían. De hecho, independientemente de la dialectología y la geografía lingüística, me gustaría ahondar en los trastornos del lenguaje por esas desviaciones existentes.

EADLC: Tus canciones suelen terminar con un punto esperanzador, ¿es porque los momentos en los que te quedas sin fuerzas de voluntad son en los que te apetece componer?


Ana: Sí. La acción de hacer canciones nace de un impulso vitalista y, solo por eso, las canciones ya son más alegres que cualquier otra cosa que pudiera estar haciendo en mis momentos de malestar. Si se canta y se toca, es porque existe curiosidad y porque existe esperanza. Mi experiencia es que, cuando uno se siente verdaderamente derrotado, se abandona y ni siquiera tiene fuerzas para salir de la cama, ni siquiera tiene fuerzas para rendirse.

EADLC: ¿Cómo se lleva lo de ser la artista con más proyección de Aragón?


Ana: Es un pedazo de regalo que agradezco y valoro con el corazón. Al margen de lo que sucediera en la Zaragoza del pasado (Zaragoza porque es en donde ha estado mi casa estos años), soy plenamente consciente de que, ahora mismo, se trata de una ciudad muy, muy, muy atractiva: no solo debido a los artistas y a los grupos que hacen camino, sino también por los que vienen a visitarnos gracias a salas como La Lata de Bombillas y a ciclos como Bombo y Platillo o el Vagón de Lujo.

Y, además, sucede que han surgido colectivos, páginas web como Zaragoza Feliz Feliz y mil agentes más que funcionan como acicate, como revulsivo. Espero ir demostrando que tengo proyección porque, este premio, que considero de los mejores que se pueden recibir, es un premio a la potencialidad y solo se materializa estando muy activo, muy atento, y con el tiempo. Si sirve de algo, que sea también para que más artistas y grupos de la escena, todos con proyección, se den a conocer. Mis prefes de mis amores son Calavera, pero otros nominados fueron El Gol de Nayim y Maybe Boom. ¡A tope!

EADLC: ¿Cómo ves el panorama musical actual, crees que hay nuevas ideas, gente con proyectos originales como el tuyo?


Ana: Te agradezco que consideres que mi proyecto es original. Pienso que las nuevas propuestas nos salen por las orejas (bueno, ¡nos entran!) y yo, que me saturo en seguida, acabo pasando de ellas. Se produce y sobre produce mucha basura. No obstante, creo que hay una infinidad de propuestas frescas e interesantes, que se hacen con esmero y mucho talento, y que armonizan el desequilibrio entre lo cuantitativo y lo cualitativo. No hay que conformarse ni que obedecer, hay que buscar y escoger lo que nos gusta. (Y no hacer bilis con lo que no nos gusta. Si no gusta, pues no gusta y no se escucha. Y ya).

Si nos ceñimos a Zaragoza, creo que, por suerte, nos estamos liberando de un lastre que muchos han ido arrastrando por los siglos de los siglos y que consiste en la imitación despiadada del sonido logrado por viejas glorias. Creo que debemos ir más allá. Aunque se les deba un respeto, es mejor emanciparse de ellas. De hecho, artistas y grupos tan dispares y maravillosos como Bigott o Violadores del Verso son maños y, entre ambos extremos, están Tachenko, Ricardo Vicente, Sheriff, Picore, los Faith Keepers, DeVito, Copiloto o Big City, que también me gustan y me requetegustan. ¡Y El Niño Gusano, que en paz nunca descanse!

(Deja este espacio en blanco para aquellos de los que me olvide, porfa).

EADLC: ¿Qué es lo más quijotesco que has hecho últimamente?


Ana: Salir de gira con una chica muy simpática, que me llevó a algunos pueblicos de la provincia de Zaragoza (Valdejalón, Torres de Berrellén o Valtorres), gracias a una campaña de la Diputación Provincial de Zaragoza, llamada “Animación a la lectura”, y a La Muela, donde están los aerogeneradores, que son los gigantes, que diga, los molinos de viento de ahora.

EADLC: ¿Dónde podemos verte en directo próximamente?


El 5 de junio, dentro de la #ZFFWeek, con The Horrors y Jacco Gardner. Será en el Teatro de las Esquinas y también harán de teloneros Pol Pot. Creo que me dará EL DESMAYO en directo de la ilusión que me hace: llevo varios meses sin hacer conciertos propiamente dichos, no estaré sola, tendrá lugar en Zaragoza y ha sido organizada por los amigos de Zaragoza Feliz Feliz, que son buenos para el mundo. Que no te lo cuenten las fotos de Instagram el día después. ¡Ven!

EADLC: Y por último… Invéntate un final para esta entrevista.


Ana: Jajaja. ¡Os remito a la cita introductoria del cancionero Al final! (Gracias, Luis Cebrián).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar