Parece una idea de lo más alocada el proponerle a una banda de Rock de los ´8o que hagan un concierto dentro de una iglesia, pero si alguien tiene esa capacidad y lo merece son grupos como Los Secretos. Capaces de montar un set en acústico para ofrecer lo mejor de sus temas desde su nacimiento como banda. Capaces de mover un público tan fiel desde hace 34 años que los siguen allá donde van. Desde Zaragoza, Madrid, Murcia y un montón de rincones más, los fans incondicionales de Álvaro Urquijo y sus músicos no quisieron perder la oportunidad de tal acontecimiento, único.

 

La iglesia situada dentro del Monasterio de Veruela acogía ayer tarde a Los Secretos. Banda mítica nacida en Madrid cuando yo ni había nacido. En aquellos años hubo grupos que se quedaban en el camino y no lograron triunfar. Los Secretos lo hacían con un enorme e inolvidable Enrique Urquijo, quien lideró la banda hasta su desaparición. Su hermano pequeño, Álvaro, decidía ponerse al frente de las canciones que habían revolucionado el país. Hoy esta banda sigue llenando salas, pabellones, estadios e iglesias.

Bajo el cartel "entradas agotadas" y cuando pasaban cosa de dos minutos de las 19:30 horas daba comienzo un concierto acústico en un marco para recordar el resto de sus vidas. Al primer tema "No digas que no", le seguía "Margarita" y también clásicos como "Ojos de gata", "Buena chica" y "María". Casi dos horas y media de buena música, buenas vibraciones y un saber estar sobre cualquier escenario que engancha desde su aparición.

Con más de 100.000 seguidores en Facebook, miles de experiencias vividas con cada canción y momentos tan duros como la pérdida de un hermano, Los Secretos siguen ofreciendo lo mejor de ellos con una humildad que en pocas bandas ya queda.

Álvaro Urquijo (Voz y guitarras), Ramón Arroyo (Guitarras), Jesús Redondo (Teclados), Juanjo Ramos (Bajo), Santi Fernández (Bateria).


Desde El artista de la calle queremos agradecer el buen trato recibido de todo el equipo del Monasterio de Veruela. También al blog musical de Zaragoza El club de los imposibles por su esfuerzo, su gran trabajo en equipo, la fotografía para esta crónica y el apoyo diario.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar