Con una emocionada y emocionante introducción de su mujer y con la voz en off del poeta, daba comienzo el homenaje al cantautor zaragozano Labordeta. Organizado por la “Fundación José Antonio Labordeta”, contó con el apoyo absoluto del público que agotó las entradas a la media hora de salir y por ello hubo que trasladar el evento a la sala Multiusos del Auditorio. A pesar de que la expectación generada era grande, la calidad de los artistas sobrepasó las previsiones. Uno tras otro, diferentes cantantes y grupos tanto del panorama aragonés como del nacional, versionaron las canciones más emblemáticas del Abuelo.

 

Desde Santiago del Campo que abrió la velada, hasta Serrat, que armado con su guitarra emocionó con un magistral “Aragón”. Contando por supuesto con la jota, que tanto defendió el cantautor, en la siempre elegante figura de Carmen París que acompañó su potente voz con el djembe y puso los pelos de punta con la “Albada”. Y lo mismo María José Hernández, que hizo suyas “Guardate” y “La Vieja” y demostró que a una voz como la suya, nada se le resiste.

Y para terminar, todos juntos entonaron “Somos” y el “Canto a la libertad”. ‘Emoción’ es lo único que describe la imagen que se formó entonces con todo el auditorio en pie, agarrados de las manos manifestando que la figura de Labordeta no solo es inmortal sino que tiene el poder de unirnos a todos para buscar una tierra que ponga libertad. Sin ninguna duda, ‘Aragón sigue, Labordeta vive’.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar