Alba Zarzuela y su equipo hacen un guiño a todas esas personas que se han enfrentado y se enfrentan cada día a un trasplante de órganos, así como a los donantes, quienes son los ángeles que salvan la vida de gente, en la mayoría de los casos desconocida. "Un viaje de ida y vuelta" es el cortometraje que muestra la calidad humana y las situaciones que podemos llegar a vivir cualquiera de nosotros. Izaskun Arrieta se ha encargado de la producción de este proyecto, muy bien definido, que tiene una duración de tres minutos. Roberto Lapeña, Julia Rincón, Daniel Vergara, Bondita Chueca, Patricia Catalán, Alberto Monrreal, María Hernández, Iván Gormedino, Rafael Blanca y Yolanda Blanco, son parte de este gran equipo cuyo lema es "salvar vidas". 

El cortometraje cuenta la historia de un joven trasplantado, con tan solo 22 años. El género del cortometraje está definido claramente como drama. A pesar de ello, se huye del morbo; se busca contar de forma realista una situación realmente delicada. Con la historia se busca contar una situación real, pero metafóricamente. Por ello desde el punto de vista de la fotografía se busca ese mundo onírico y metafórico. El cortometraje se convierte en una alegoría. 

Se trata de un corto con unas localizaciones sencillas, algo que facilita en gran medida el trabajo de producción. El lugar donde se sucede la mayor parte del cortometraje y donde tienen lugar las escenas es el hospital universitario “Lozano Blesa”, de Zaragoza. 

El pasado 24 de julio terminaron de rodar el cortometraje y está previsto que se termine para finales de septiembre. Al año que viene podremos verlo y será presentado en Zaragoza y Madrid y en varios festivales. 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar