Una mezcla de talento, pasión, compañerismo y buen gusto fue el resultado de un concierto con un sonido que rozaba la perfección y de una banda que se complementó desde el primer minuto en el que salían al escenario. Hablamos del nuevo proyecto de Jesús Viñas, pero también de todos los músicos que permanecieron con él durante todo el show. El músico, interprete y compositor de sus propias canciones se ha rodeado de grandes talentos del panorama local, que perfectamente podrían estar dentro del catálogo de banda nacional, incluido Jesús Viñas. Pues todos sabemos que hay artistas y bandas sonando con muchísima menos calidad y encabezando carteles en importantes eventos. Volviendo al espectáculo de anoche, en Las Armas, pasadas las 22:30 horas Viñas y su tropa salían a escena para hacer lo que mejor saben hacer, tocar y cantar. Canciones con sentido, detalles cuidados al máximo, coros que entraban y salían de las canciones de forma suave, dulce y con una personalidad brutal, por Alba Baucells. Cristian Baquero, ese hombre que hace que un piano o una guitarra cobren vida y nos saquen a bailar, Álvaro Aragües a las guitarras eléctricas, aportando personalidad y buen rollo al escenario, además de un claro talento. En el bajo se encontraba Javier Callén, quien se complementaba a la perfección con Adrián Garcés que ocupaba el sitio en la batería, dejando claro que no es necesario atizarle a un instrumento para que suene bonito. Todos ellos completan la formación de "El hombre bala" y serán quienes acompañen al cantautor en sus próximos conciertos. 

En poco más de una hora todos estos musicazos fueron desgranando cada una de las canciones del nuevo proyecto de Jesús Viñas, quien por unos instantes de quedó solo en escena para mostrarnos algunas de las canciones que lo han acompañado, tanto en proyectos anteriores como en su trayectoria musical. No quiso que faltasen dos versiones de dos grandes, Coque Malla y Xoel López, influencias de un artista preocupado por hacer las cosas bien y que no deja de formarse para ser cada día un poquito mejor cuando sube a un escenario. 

"Siempre hacia delante" es el título que da nombre a este disco y que se puede escuchar en todas las plataformas digitales, así como también en el disco físico. Cedé que el propio Jesús Viñas salía a firmar tras el concierto a todos los seguidores que hacían fila para conseguirlo e intercambiar con él las opiniones del directo anteriormente vivido.  

No hay que olvidar la bonita exposición de ilustraciones sobre el disco de Mapi Pérez, quien con un gusto exquisito exponía su trabajo a la entrada de la sala. 

Nominado en dos ocasiones en los Premios de la Música Aragonesa, con una trayectoria musical impecable, con un saber estar en el escenario indiscutible y con un puñado de canciones, junto al piano, a la guitarra acústica y a la armónica en alguna ocasión, Jesús Viñas se dejaba el alma en un proyecto en el que ha trabajado mucho y muy duro durante los últimos meses. 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar