La 33ª edición de los Premios Goya se celebró el pasado sábado, 2 de febrero, en el Palacio de Congresos y de Exposiciones de la ciudad de Sevilla, en la que Andreu  Buenafuente y Silvia Abril llevaron la voz cantante durante toda la ceremonia y fueron los encargados de presentarla; los dos estuvieron espléndidos en su papel de presentadores, durante toda la gala. En esta edición los premios estuvieron muy repartidos, aunque los vencedores de la noche fueron "El Reino", de Rodrigo Sorogoyen, que se llevó 7 galardones de los 13 a los que estaba nominada y "Campeones", dirigida por Javier Fresser, que se llevó 3 de los 11 premios que ansiaba, sobre todo, y el más importante para ellos, el Goya a la mejor película.

Recalcar el discurso emotivo y fresco que dirigió a todos los asistentes a la gala, Jesús Vidal, ganador del premio a mejor actor revelación, que, además de no olvidarse de nadie en sus agradecimientos, dijo tres palabras muy importantes en esta vida: inclusión, diversidad y visibilidad. Además de una frase que emocionó a toda la sala "Queridos padres, a mí sí me gustaría tener un hijo como yo, porque tengo unos padres como vosotros".  

La película de Arantxa Echevarría, "Carmen y Lola",  también tuvo su reconocimiento con 2 galardones de los 8 que pretendía conseguir, el de mejor actriz de reparto y mejor dirección novel.  

Este año el Goya de Honor se lo dieron a Narciso Ibáñez Serrador, que no asistió debido a su enfermedad. Tras un video  resumiendo su trayectoria desde los comienzos, mostraron el momento en que se le entregaba el premio, donde se le veía muy emocionado.

Fue una ceremonia que, desde su comienzo hasta que terminó, hizo muchos guiños a temas políticos, culturales y relacionados con la mujer en el sector audiovisual. También se mencionó la brecha salarial en el sector del cine y salió a relucir el término con el hastag #Metoo, "ni una menos" simbolizado con abanicos rojos, etc. Hay que añadir  el momento de más emotividad y sentimiento, cuando se recordó a todos los grandes profesionales que nos han dejado el año pasado. 

La gala contó con dos actuaciones musicales. La de Rosalía, cantando a capella, su impresionante versión de "Me quedo contigo" de los Chunguitos, espectacular brilló en la noche del cine español. Y la de Amaia, la ganadora de OT 2017, acompañada por Rozalén, Judit Neddermann y Manu Guix al piano. Estas hicieron un meedley, muy personal, de las cuatro canciones que optaban a los premios.

Para finalizar, me quedo con que en la gala hubo muchas reivindicaciones al cine español, aparte de lo comentado anteriormente y con una frase que dijo el comentarista que me pareció muy acertada: "El Reino reina. Ha habido muchos campeones y campeones diferentes".   

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar