La 79ª edición de Feria General cierra sus puertas tras una jornada multitudinaria y en la que el ambiente festivo y el gran número de visitantes han puesto el broche de oro a ocho días en los que el ocio y las compras se han apoderado del recinto ferial. Con unas instalaciones a rebosar, la jornada de clausura de esta cita multisectorial ha sido una de las más numerosas de esta edición, que ha estado marcada por el buen tiempo y las distintas alternativas que han ofrecido los cinco pabellones de Feria de Zaragoza. El salón generalista ha vuelto a confirmar su poder de atracción entre los zaragozanos y visitantes que no han querido perderse la gran oferta de esta edición. Feria General ha sido, una vez más, uno de los acontecimientos más relevantes y con más público de las fiestas del Pilar, gracias a las más de 192.000 personas que han pasado por las instalaciones feriales desde el pasado 6 de octubre hasta hoy, lo que supone un incremento del cuatro por ciento con respecto a 2018.

Esta edición ha vuelto a superar las expectativas con la satisfacción de las 456 firmas expositoras y el respaldo mayoritario del público. Todo ello da muestra de la calidad de las propuestas de esta edición, cuyo contenido se renueva cada año. La Plaza de la Música, con actuaciones diarias y el espectáculo Rock en Familia han sido las dos novedades de esta convocatoria que han conseguido atrapar al público. Jotas, canciones de la tuna o música de ayer y de hoy se han podido escuchar en la plaza central de Feria, mientras que las bandas míticas del rock han sido homenajeadas en el Auditorio del Centro de Congresos, con conciertos tributo a Héroes del Silencio, Michael Jackson, Guns and Roses y ACDC y Queen.

Sin duda, un nuevo concepto que ha sido muy bien recibido entre el público y que ha servido para exhibir una oferta más novedosa que se suma a las propuestas de los pabellones, en los que, una vez más, el pabellón de las Fuerzas Armadas han sido uno de los espacios favoritos del público y que no ha cesado de recibir visitantes a lo largo de todo el certamen. 

La gastronomía se ha convertido, de nuevo, en un lugar de parada obligada gracias a los productos gourmet que llegan desde España y también de otros rincones del mundo, como Marruecos o Portugal. Ibéricos, quesos, chocolates, dulces típicos, mariscos o miel son los favoritos de los visitantes que no olvidar hacer su compra antes de finalizar su paseo por el salón. 

Los niños también han tenido un papel relevante en esta edición con multitud de actividades pensadas para ellos: talleres de chucherías, el circuito de seguridad vial, el pabellón de las atracciones infantiles -con precios populares-, el espacio de la ciencia o la visita de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, que cada año atrae hasta Feria de Zaragoza a buen número de familias y que se convierte en uno de los acontecimientos más relevantes del salón generalista.

Diversión, entretenimiento, arte, folclore, compras y ocio definen, claramente, el ambiente que se ha vivido durante estos ocho días en el recinto de Feria de Zaragoza. Un escaparate único que permite promocionar la mayor oferta gastronómica, cultural y lúdica dentro de un único escenario, que se ha convertido, del 6 al 13 de octubre, en el centro de referencia de miles de personas. 

Una edición más, Feria General ha cumplido con el compromiso de ofrecer una programación amplia y variada pensada para todas las edades con la que los visitantes disfrutan de las Fiestas. El salón se erige en un espacio idóneo de reunión y ocio para las familias, sin olvidar las compras y negocio. 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar