Eventos

Tras una extensa gira que les ha supuesto triunfos en cada rincón de España, Second despide su gira "Montaña Rusa". El lugar elegido para este adiós en Zaragoza ha sido, una vez más, La Casa del Loco. Este sábado a las 23:00 horas la banda de Murcia demostrará porqué se ha convertido en un nombre clave del panorama musical actual. El disco homónimo se publicó en 2013 y es una exhortación a celebrar la vida. Cada tema supone una descarga de energía con momentos más íntimos y desgarrados: un sube y baja de emociones como indica la figura del título. Las últimas entradas para formar parte del evento están disponibles en FNAC, Carrefour, Halcón Viajes y en discos Linacero. También en internet en www.ticktackticket.com. 

Vivir un concierto entre bambalinas: esta es la paradoja que propone el dúo cómico barcelonés. Vol-Ras con su nuevo espectáculo que esta semana trae al Teatro Principal de Zaragoza. Tras más de veinte años sobre las tablas, han decido llevar a cabo una introspección a su carrera pero con el elemento innovador que les caracteriza. Sin palabras, ya que esa es su firma, pero con gestos, música y espectáculo, crean un diálogo con el público y logran que la gente vuelva a entusiasmarse con el teatro. Por ello, Joan Fanseca y Joan Segalés aseguran que el objetivo que persiguen es lograr que la gente se ría.

Rodicio: "Yo ya no veo solución en la cultura sin violencia"Despierta una ciudad un día en la que prácticamente el país entero duerme al son de su festividad del 1 de Mayo y nos adentramos en las calles del Casco Antiguo de la Zaragoza, para encontrarnos con una de las personas que marca un mito en el apoyo a la cultura zaragozana, José Ángel Rodizio, "Rodo" para los amigos, el que fuera encargado de La Campana de los Perdidos nos recibe hoy en la calle Prudencio, lugar donde se encuentra esta emblemática sala. La Campana de los Perdidos es uno de esos lugares en los que la cultura y su forma de vida se fusionan para pasar agradables momentos entre música, poesía u obras de teatro. En estos 25 años han pasado miles de artistas por el pequeño y a la vez gran escenario que se encuentra en su sótano. José Ángel Rodizio tiene miles de anécdotas por contar y recuerdos imborrables de algunas de las personas que han visitado su casa para mostrar su arte y le han dejado marcado de por vida. Entre ellos se encuentra el gran Mauricio Aznar, líder de "Más Birras" y uno de los músicos más reconocidos de esta ciudad. "El Abuelo", José Antonio Labordeta, también fue uno de los personajes que dejaba huella en ese escenario. 

"Hay miles de recuerdos imborrables, sobre todo de los que ya no están con nosotros", afirma el José Ángel. "Rosita la Maga o Chicho Sánchez fueron algunos de ellos. Todo comenzaba con Mauricio Aznar y Jaime González como dúo. Jaime era compañero mío de la tuna y ellos dos me hablaron de Carlos Malicia. Unos a otros se fueron trayendo. María José Hernández venía al principio también. Siempre ha estado muy a gusto y lo considera su casa".


Rodicio: "Yo ya no veo solución en la cultura sin violencia"En la actualidad, cantautoras como María José Hernández son, entre decenas de propuestas musicales, las mejores voces de nuestra ciudad. "Hoy en día cualquiera coge una guitarra, escribe una letra de chaval de instituto y se define cómo cantautor y María José no entiendo porque no ha saltado ya al panorama nacional. Tiene una preciosa voz y unas preciosas canciones", asegura Rodizio.

"Me llegan correos de artistas que son infumables y otros que son muy buenos y por culpa de estos anteriores a veces se me escapan. El mundo de la farándula es muy duro. Hay mucha basura. Hace poco tuve a Alberto Alcalá de Granada y me encantó. La pena fue que sólo había 20 personas. Estos chavales están afincados en Madrid porque saben que son buenos. 
Hay muchos artistas que me gustaría haberles disfrutado en La Campana y no he podido. También he de decir que he tenido a más de los que pensé y gente muy grande del panorama musical nacional. Pablo Guerrero es uno de los que no he podido tener".


APERTURA DE LA SALA:


La Campana de los Perdidos abría sus puertas el 5 de Octubre del año 1989 con el fin de vender cervezas, "eso es lo que lo mantiene", cuenta Rodizio. "Es cierto que no queríamos un bar al uso. Los que la fundamos teníamos todos una inquietud musical, éramos miembros de la tuna universitaria y  poco a poco se iba haciendo una programación esporádica, llamada los Jueves musicales que más tarde se convertiría en ser fija de Miércoles a Domingo. Ahora se están programando eventos culturales Jueves, Viernes, Sábado y Domingos por la mañana porque es cuando el público acude a la llamada, y no siempre. Zaragoza es una ciudad de paso y ahora mismo se están haciendo unas doscientas actividades por año.

UNA APUESTA REAL POR EL TALENTO CULTURAL:


Dentro de la entrevista me doy cuenta de que las palabras de José Ángel Rodizio y su apuesta por el arte y la cultura son puras y lo cierto es que en los años 80 podíamos encontrar, quizás, a más personas que verdaderamente creían en la cultura como una forma de vida. "En La Campana el dinero íntegro de la entrada a cualquier evento es para el artista o grupo y nosotros cobramos un pequeño suplemento de consumición, porque si no la gente no consume y es nuestra única manera de sobrevivir. Eso y la aportación de los socios es vital para que esta sala siga abierta. El ayuntamiento nos daba una pequeña ayuda que en la DGA nos recortó en el cambio de gobierno". 

"No puede ser que en una ciudad como Madrid haya salas que presuman de la apuesta como en este rincón se hace y luego cobren un alquiler a los músicos por ir a tocar. No puede ser que esa forma de apoyar el arte y la cultura sea real. Lo único que les importa es su negocio, les da lo mismo la calidad que tú tengas como artista. Nos encontramos en una situación en la que el mismo José Ángel nos advierte no haber vivido nada así a sus casi 60 años. "No sólo no había visto nunca la cultura en esta situación, sino que  todo lo demás tampoco"

"Hay artistas que han cogido el petate y una guitarra y se han largado a Madrid en el primer tren a intentarlo, artistas que no han sido capaces y nunca saldrán del panorama local y otros muchos que directamente se quedan en el camino y que por culpa de otra gente que no merece estar donde están no tienen su hueco en un escenario". 

En La Campana de los Perdidos no sólo se apuesta por la música en directo, aunque esta ocupa gran parte de la programación, también se apuesta por los recitales de Poesía de la Asociación de Escritores de Aragón y por el cine mudo con pianista. Además, se hacen actividades infantiles con magia para niños, teatro de bolsillo para niños y adultos y actividades escénicas en general.

"Lo que debe hacer una persona que quiere dedicarse al mundo del arte es formarse, estudiar y sobre todo rodearse de cultura, leyendo, escuchando y viendo clásicos. Así es como puede aprenderse y también un artista se hace en los escenarios y rodeándose de gente con más experiencia. Al no hacer esto bien lo que consiguen es crear una competencia desleal insana y yo veo a un cantautor y en la segunda canción ya sé si vale, es todo comunicación. Está claro que ha de haber una formación base, como mínimo, pero las tablas se han de coger rodando en ellas", nos cuenta el hombre. 

Rodicio: "Yo ya no veo solución en la cultura sin violencia"

Volviendo al tema de los conciertos, obras de teatro, recitales, cartelera de cine y todos los eventos culturales, deberíamos preguntarnos como artistas a cuantos conciertos hemos en un mes, cuantas obras de teatro hemos ido a ver y cuantas entradas de cine hemos comprado. La respuesta a estas preguntas en la inmensa mayoría de los artistas de la ciudad será la misma siempre. De esta manera, ¿Pretendemos que el público y compañeros de profesión vengan a vernos a nosotros?, ni siquiera nosotros lo hacemos y por eso somos los principales culpables de que al público no le llegue nuestra llamada. "Los que apoyamos la cultura no vamos a nada. "Hay músicos que sólo van a sus propios conciertos y eso no puede ser. Hay artistas que sólo los veo cuando vienen a tocar a La Campana, no vienen a ningún otro evento".  No hay que acostumbrarse a tocar por nada, en La Campana de los Perdidos, además de prestar todo el equipo que necesites, te quedas con el dinero íntegro de tu trabajo. Antes, cuando las cosas estaban mejor, José Ángel Rodizio pagaba, además del alojamiento a los artistas que venían de fuera, las dietas y “a algunos hasta me los llevaba de excursión”. Ahora eso ya no puede ser, pero él reconoce que el trabajo de la gente que sube al escenario de una sala que lleva a sus espaldas tanto vivido y construido hay que pagarlo como se pueda.


"Cuándo el ayuntamiento precintó los equipos en La Campana, Juan Aguirre vino a ofrecerse para tocar gratis como Amaral pero yo le dije que no, aquí no toca nadie en esas condiciones. Les propuse que el dinero lo donaran a una ONG. Fue una batalla dura pero al final conseguimos que nos dejaran seguir nuestro camino. Esa actuación se quedó ahí pendiente porque estaban en otra ciudad y no había vuelo". 

La Campana de los Perdidos es de las pocas salas Underground que quedan en Zaragoza y que puede presumir de tener una acústica sublime. "En estos conciertos tan íntimos si el sonido no es bueno, la has cagado. Ya puede ser el artista bueno que da lo mismo. Tenemos la gran suerte de que el público viene a escuchar y la forma de la bóveda ayuda mucho a que suene bien. A veces hay un silencio que incluso acojona a los artistas". 

"Es una pena, ya por falta de información o porque los medios no se molestan en poner según que eventos locales, que el público no se entere de la programación cultural tan amplia en esta ciudad. Si es verdad que a la hora de anunciar un concierto si se ha pagado una publicidad previa entonces es cuando te anuncian. Es algo que yo siempre les podré echar en cara a los medios y una sala pequeña no puede estar pagando publicidad cada mes en distintos espacios. Eso de que aunque no te anuncies informan de todo lo que se hace es mentira. Yo entiendo que si no pago una publicidad no me saquen en los medios, pero luego que no me vendan que anuncian todo”.


ARAGÓN, CULTIVO DE MUSICOS:


Si miramos atrás no hay ningún grupo o artista que hayan hecho historia desde la época de "Mas Birras", "Héroes del Silencio", "Amaral" y otros tantos de los ´80 y ´90. No hay ningún artista de ahora tan emblemático, pero si es verdad que Aragón es, por así decirlo, la tierra de la música. Zaragoza, Huesca y Teruel es un cultivo de músicos muy bueno. "Tenemos a María José Hernández y a Joaquín Pardinilla que son inmensos”.

Artistas que llevan una formación y una trayectoria brutal a sus espaldas y que de repente se les comienza a escuchar hay muchos. "Cuando un artista sale ya lleva mucho trabajo detrás. Yo nunca he creído en ese de repente. Amaral o Bunbury se comieron muchos escenarios antes de dar el salto. Por eso la mayoría de artistas y músicos se van a Madrid. Allí hay más productores y mánager potentes. Las oportunidades son mayores”.

La Asociación de salas de Madrid es muy potente. Ellos tienen su propia revista y hacen su propia publicidad. "Yo me rio mucho con los de Teatro Indigesto cuando dicen eso de si España fuera un donuts, Madrid no existiría. Es cierto que el resto somos provincianos porque allí se cuece todo”.

"Hay salas regentadas por hosteleros músicos a los que sólo les importa su negocio. Algunas de ellas, si tuviera que enfrentarme en un debate con sus dueños me envenenaría al morderme la lengua y la persona que no tiene ética da igual lo que sea. A ese tipo de músicos habría que hacerles actuar con las mismas condiciones que ellos ponen"

"Afortunadamente hoy día todavía quedan salas como La Lata de Bombillas, La Ley Seca, el Eccos o Vinos Chueca entre otras, que hacen las cosas bien. La programación que llevan es muy chula y les facilitan el trabajo a los músicos con su ayuda. Son personas con ética. Cuando llevas tantos años en la barra los ves venir de lejos".

LA CULTURA SIEMPRE SERÁ CULTURA:


"Es una pena que haya tanta gente creyendo que apoya la cultura y sean incapaces de pagar 2 o 3 euros por ver un concierto en directo mientras se toman una copa. Hay gente que prefiere pagar 15 euros por un Gin -Tonic mientras escucha música enlatada entre empujones por haber metido a más personas de lo que el aforo permite".

Los que defendemos la cultura como forma de vida, sobre todo la gente joven, tenemos que luchar por salir sea cual sea nuestro camino. Si no lo intentamos ahora nunca sabremos hasta donde podíamos haber llegado. "Yo no veo solución en la cultura sin violencia y lo de Burgos nos dio la idea. Tantas chapitas, tantas camisetas y tantos panfletos hacen que les estemos decorando la calle a estos hijos de puta. Si todo fuera pacífico no nos harían ni caso. A mi parecer hay que cambiar el sistema".

La cultura siempre será cultura y gracias a personas como José Ángel Rodizio los que nos desvivimos por esta forma de vida tendremos apoyo incondicional de salas como La Campana de los Perdidos.

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural, ha aprobado destinar 450.000 euros al programa de ayudas al sector cultural de la ciudad, con lo que mantendrá este año el volumen de subvenciones dirigido a sostener, impulsar e incentivar la actividad cultural en Zaragoza en sus diferentes manifestaciones y expresiones. Se trata de la misma cuantía que en 2013, si bien en esta ocasión se amplía y extiende el alcance del programa de ayudas por cuanto financiará un total de 104 proyectos, 14 más que en 2013 y más del doble que en 2012 (50).

La historía del teatro principal es recogida en una exposición fotográficaA veces todos nos hemos preguntado alguna vez, sobre todo los amantes del teatro y de la buena música, cual es la historia del Teatro Principal de Zaragoza. Pues bien, David García, encargado de exposición ,ha querido recopilar todos los archivos posibles para llevar a cabo un preciosa a la par que interesante exposición fotográfica.